O accede para acceder a tus cursos

DIGITOPUNTURA

Formación Online en Terapias Orientales

  • Duración: 5 meses
  • Clases quincenales online de 2 horas
  • Manual descargable
  • Videos de técnicas específicas
  • Certificado
digitopuntura masaje chino

Instructora

Keila Sulich

Directora de Estudios
Profesora de Medicina China
Profesora de Biomagnetismo

TEMARIO

MÓDULO I: Energía
Yin – Yang
Meridianos
MÓDULO II: Órganos Yin
Pulmón
Bazo Páncreas
Corazón
Maestro Corazón
Hígado
Riñón
MÓDULO III: Órganos Yang
Intestino Grueso
Estómago
Intestino Delgado
Triple Recalentador
Vesícula Biliar
Vejiga
MÓDULO IV: Diagnóstico
Diagnóstico
Protocolo
MÓDULO V: Tratamientos
Generales para el organismo
Específicos por cada órgano

 

INTRODUCCIÓN

La acupresión es una técnica medicinal que pertenece a una de las ramas de la Medicina Tradicional China, donde también se encuentran la acupuntura y la moxibustión.

Esta técnica busca aliviar dolores o estimular el funcionamiento de órganos internos, mediante la presión de puntos en las manos, las plantas de los pies, los pabellones de las orejas y algunas partes específicas del rostro. La estimulación mueve el Qi y la sangre, de ahí su efectividad.

Para la Medicina Tradicional China estos puntos están energéticamente vinculados con el interior de nuestro organismo mediante canales vitales, nervios, venas o arterias. Es por esto que al hacer presión sobre ellos, podés percibir repercusiones en otros lugares de tu cuerpo, incluso en su interior y en órganos vitales. La estimulación de los puntos de digitopuntura se logra a través de un masaje profundo en el punto preciso. Es ideal ejercer una presión profunda y para esto lo mejor es usar la punta de tus dedos o tus nudillos.

 

Los Comienzos

Los orígenes de la acupuntura y la digitopuntura se remontan a tiempos antiquísimos. De acuerdo a la tradición, hace unos 5000 años los pueblos de oriente han descubierto que podían aliviar los dolores al frotar con piedras ciertas áreas del cuerpo. También descubrieron que algunos soldados, después de haber sido heridos por flechas, se recuperaban de enfermedades que habían padecido durante mucho tiempo. Estas ideas llevaron al principio práctico de estimulación, donde se comprobó que algunos puntos del cuerpo estimulados con agujas o a base de presión podía ser benéfico para curar algunas enfermedades y padecimientos comunes.

El primer documento escrito, donde se registran estas prácticas, es:

  • 1.200 a.c Fuxi, autor de Yi Jing (Libro de las mutaciones), generalmente considerado el libro chino más antiguo. Es el libro que fundamenta la teoría del Yin y el Yang. El I CHING
  • 200 a.c Huang Di, el “Emperador Amarillo”, autor de la obra más representativa de la Medicina Tradicional China: las Nei Jing o Neijing Suwen. De esta obra literaria, comprendida por 18 libros, surge la base de la teoría de la medicina china tal cual hoy la practicamos.

La acupuntura en China no es una forma de medicina aislada; es la parte de toda la filosofía tradicional. El médico tradicional chino es antes que nada un filósofo. Sus primeros estudios ahondan en los aspectos espirituales de la vida y su entrenamiento final está dedicado a entender el concepto unificado holista de la vida y su aplicación a la salud y a curar.

El médico tradicional chino considera que hay dos ambientes: el exterior (que incluye el clima, el hogar y las condiciones de trabajo del paciente) y el interior (que incluye las emociones, sentimientos, el estado de sus órganos y la bioenergía -fuerza de vida- en su cuerpo). Se considera que la piel divide a los dos ambientes. Si hay armonía entre las dos partes, la persona goza de buena salud; si hay un desequilibrio entre los dos ambientes hay o pronto habrá una enfermedad.

En la filosofía tradicional china, todas las funciones del cuerpo -incluyendo las emociones- están controladas por los principales órganos.

El cuerpo no puede estar sano si la mente no está sana, porque cuerpo y mente no son unidades separadas; son expresiones distintas pero inseparables de un todo; y cada una desempeña un papel importante en el flujo de la bioenergía, que es la esencia de la vida. Así pues, para curar una enfermedad, hay que corregir el desequilibrio ambiental que la ocasionó para que de esta manera, la bioenergía vuelva a fluir armoniosamente por el cuerpo.

Los puntos de acupuntura responden a cualquier cambio en el flujo de la bioenergía, ya sea un cambio por factores patógenos externos o por el desarrollo de alguna afección interna, ya se emocional o física

Hay de 500 a 800 puntos de acupuntura en los varios tratados chinos y japoneses y en años recientes, se han descubierto bastantes más.

La acupuntura tradicional se aplicaba en sus inicios con potentes espinas y luego con delgadísimas agujas de oro. Hoy utilizamos agujas de acero inoxidable descartables.


Cómo funciona esta medicina

Por qué al presionar el punto que está detrás de la rodilla desaparece el dolor en la parte baja de la espalda; que la presión del unto que está en la unión del pulgar con la mano produce un efecto anestésico para la operación de las amígdalas y también alivia el dolor de dientes; o que al presionar el punto que está a tres pulgadas bajo la rodilla se alivia el dolor abdominal y la fatiga.

La efectividad de esta técnica llevada a la práctica comprueba que el cuerpo humano es una unidad energética y que por lo tanto, esta unidad no se encuentra dividida, sino conectada.

El humano, como ser orgánico está constituido por una red neuronal, es decir, una red eléctrica que no deja parte del cuerpo desconectada de sí misma, del todo.

La transmisión de estímulos eléctricos genera una reacción concreta en un lugar preciso del cuerpo. Para que funcione debemos saber cuáles son los puntos, que al estimularlos, se dirigen a qué lugar específico del cuerpo.

La electricidad que corre de un punto hacia un lugar preciso del cuerpo no lo hace aleatoriamente, sino que sigue una ruta, un camino establecido.

Esos caminos o vías de energía son los meridianos principales del cuerpo.

Entonces, la estimulación de un punto genera una descarga eléctrica, que se transmite por una vía, para llegar a otro punto del cuerpo.

Nuestro cuerpo está formado por muchos meridianos, pero para la digitopuntura utilizamos los doce meridianos principales, los cuales se dividen en dos polaridades eléctricas, tenemos 6 meridianos positivos y 6 meridianos negativos. A los meridianos positivos los denominamos YANG y a los negativos YIN.

 

¿Qué otros cursos podés realizar en nuestra academia?

CURSOS ONLINE

Módulos